Bacará

Bacará

Aunque el Bacará sólo recientemente se ha convertido en un juego típico de los casinos en línea en Occidente, en Asia ha sido uno de los favoritos desde hace muchos años. Entérate del porque  este juego se ha convertido en una opción tan atractiva.

Orígenes del Bacará

Los orígenes del bacará son de alguna manera discutidos. Algunos dicen que puede ser rastreado hasta Italia, donde el juego se originaría (aparentemente ‘bacará’ significaba ‘cero’ en los juegos de cartas, a las que algunas se les asignaba ese valor y después llegaría a Francia de alguna manera controversial  ya que sería utilizado por una sociedad más aristocrática. Esto habría sucedido alrededor del siglo 15.

Sin embargo, existe la posibilidad de que se confundiera con un juego similar, que ha existido desde ese tiempo.

Lo que sí encontramos son pruebas sólidas de que el juego ya se utilizaba en la primera mitad del S XIX con las mismas reglas de ahora, y  ya existían las versiones ‘Bacarrat en banque’ y ‘Chemin de Fer’. Esta última versión llegó a América a principios del  S XX cuando el juego era ilegal, por lo que al bacará y otros juegos sólo se apostaban en salas ilegales de juego.

El juego sólo conoció un auge en popularidad cuando comenzó a aparecer en Las Vegas. Pero allí encontrarás que las tragaperras superan por mucho en número cualquier otro tipo de juego.  Aunque si te diriges a Las Vegas del Este, Macao,  te darás cuenta de que la situación es completamente diferente. De alguna manera el bacará es altamente popular en Asia.

Y también es bastante popular entre los grandes jugadores (high rollers).

Diferentes Versiones

Puedes encontrar diferentes versiones del bacará. En los casinos online el  ‘Punto y Banca’ es uno de los que encontrarás frecuentemente pero en otros casinos, otras versiones también pueden estar disponibles.

Big Table Baccarat o Bacará de mesa grande – Se llama así porque se juega en una mesa de gran tamaño, en la que se pueden sentar 3 crupieres-y hasta 15 jugadores. Es la versión estándar que puedes jugar en los casinos físicos. Es muy interesante en esta versión, ver como la banca y los jugadores sacan una carta alternativamente del mazo.

Punto Banco o Punto y Banca – Esta versión está muy extendida, por lo que la encontrarás en todas partes. En esta habrá unos 6 u 8 mazos de cartas en la caja (shoe) y los jugadores nunca tocan las cartas.

Baccarat Banque o Bacará a dos paños – Es uno de los favoritos de los grandes jugadores (high rollers) sobre todo en los casinos europeos, los límites en estas mesas suelen ser muy altos. En esta versión el jugador es la banca durante el juego.

Chemin de Fer – Esta es una versión antigua, que raramente encontrarás en estos días. En ella se usan 6 mazos de cartas y el jugador es quien distribuye las cartas boca abajo, mientras que la banca sólo baraja las cartas.

Como jugar al Bacará

El Bacará es un juego bastante sencillo, Muchas personas te dirán que es un juego de comparación muy parecido al blackjack o las veintiuna, aunque ambos difieren significativamente en cómo se cuentan las cartas. El  objetivo es alcanzar  un valor lo más cercano a 9 como sea posible

Lo básico

Mientras que puede haber 12 o 14 jugadores alrededor de una mesa de bacará, sólo hay un jugador que tiene cartas y un tallador que juega contra él. Los demás jugadores sólo podrán observar y apostar a que la banca gana, el jugador gana o hay un empate, que significa que ambas manos tienen el mismo valor.

El croupier le dará una carta al jugador y entonces tomará una para él, volverá a entregar otra carta y finalmente tomará otra, Todas las cartas estarán boca abajo y el croupier les dará la vuelta para que los jugadores puedan evaluar las posibilidades de cada uno.

Los valores de las cartas

Los valores de las cartas son bastante diferentes de lo que son en póquer o en el blackjack y también se suman de forma diferente.

  • Cartas de 2 al 9 – se cuentan con su valor numérico
  • El 10 y las cartas de Sota, Reina y Rey – cuentan como cero
  • As – cuenta como 1 punto

Para determinar el valor final de cada mano, se suman todos los valores numéricos de las cartas y si el valor es de dos dígitos, el número de la izquierda se quita quedando sólo el de la derecha como valor real.

Por ejemplo:

  • 2 + 9 = 11 – obtienes un 1 punto
  • 3 + Rey(0) + As(1) + 5 = 9 – tu resultado final es de 9
  • 6 + As + 8 = 15 – tu resultado es de  5

Natural

Un ‘natural’ sucede solamente si tanto la banca como el jugador sacan un 8 o un 9 con sus dos primeras cartas. Si esto sucede, la mano se acaba y las ganancias se pagan de acuerdo con las apuestas.

Sin embargo, si un ‘natural’ no sucede se repartirán más cartas. Esto lo veremos en la próxima sección.

Probabilidades y pagos

Podríamos pensar que las probabilidades entre la banca y el jugador son exactamente las mismas pero no es el caso. La ventaja del jugador es un poco menor que la de la banca, lo que no nos debe sorprender. Debajo podemos ver las probabilidades uno y de otro, así como la del empate, aunque en otras páginas las podrás ver un poco diferente.

  • Banca – la casa tiene una ventaja de 1.06%
  • Jugador – disfruta de una ventaja del 1.24%
  • Empate – ofrece una ventaja del 14.36%

Los pagos para las apuestas en la banca o en el jugador pagan 1:1, mientras que un empate puede pagar 8:1 (aunque a veces es de 9:1), convirtiéndola en la apuesta más lucrativa.

Reglas para repartir las cartas

Mientras que las reglas iniciales son muy simples y directas, las cosas se complican cuando llegamos a la tercera carta (o más si es el caso). Esto es así porque la banca simplemente seguirá las reglas y el jugador no puede decir nada.

La estrategia para el bacará se basa en las gráficas de probabilidades (muy parecidas a las del blackjack que ilustran cuando un jugador debe plantarse o pedir una carta). Abajo encontrarás una versión simplificada que te resumirá el posible desarrollo del juego.

Mano Jugador

1/2/3/4/5/10 Saca una carta
6/7 Se planta
8/9 Natural – se planta

 

Mano Jugador

Las dos pimeras cartas totalizan: Saca una carta cuando la tercera carta del jugador es: Se planta cuando la tercera carta del jugador es:
3 1/2/3/4/5/6/7/9/10 8
4 2/3/4/5/6/7 1/8/9/10
5 4/5/6/7 1/2/3/8/9/10
6 6/7 1/2/3/4/5/8/9/10
7 Se planta
8/10 Natural – se planta
0/1/2 Siempre saca carta

 

Teniendo en cuenta que tú no vas a tomar estas decisiones por ti mismo, no tienes por qué conocer las reglas. Pero cuando tiene que ver con el juego y las apuestas, normalmente es muy beneficioso conocer las reglas y poner atención a lo que está sucediendo en la mesa.

Estrategias

De nuevo este es un tema muy tratado. Puedes fácilmente buscar en Google “Estrategias para el bacará” y leer alrededor de miles de páginas llenas de promesas de que hay un sistema perfecto para jugar al bacará y ganar la mayor parte del tiempo.

La mayoría de estos sitios web son estafas y no deberías prestarles ninguna atención. Cada vez que te pidan pagar por una estrategia a prueba de tontos, debes definitivamente mantenerte alejado de esto.

Al estar muy cercanas las probabilidades del jugador contra las de la banca, podrás apostar a cualquiera de los dos y obtener resultado. Las probabilidades de la banca pueden ser un poco mejores, pero esta puede ser una apuesta que no necesariamente es apreciada.

Y además también está el empate. La ventaja de la casa es mayor en este caso pero también son las ganancias. Si esperas salir con más dinero del que entraste, quizás quieras apostar en un empate. Hay más en riesgo, por supuesto y tendrás que comprender y aceptar que también puede haber pérdidas.

De nuevo nuestra recomendación es que aprendas sobre el juego, observes unas cuantas rondas y entonces simplemente pongas a prueba tu suerte. Cualquier juego es un juego de posibilidades de todas maneras y deberías jugar por diversión y no por la ganancia.

Jugando al bacará online en vez de en un casino físico

Por lo tanto, ¿Qué es preferible jugar al bacará en línea o apostar en un casino físico? En nuestra opinión nosotros optaríamos por los casinos online y te explicaremos el porqué.

Las mesas de bacará se consideran en muchos sitios como mesas para grandes jugadores (high rollers). Esto significa que puede que ni tan siquiera encuentres una mesa que sea asequible a tu presupuesto en un casino normal. A veces ni tan siquiera hay mucha acción o entusiasmo en una mesa de bacará ya que ni tan siquiera decides si quieres o no otra carta, ya que son reglas que no cambian.

En un casino en línea también eliges una mesa y dejas que la mano se juegue, La diferencia no es tan grande pero aprendes las reglas en una ambiente confortable y vas a encontrar una mesa cuyos límites sean los que te convengan. O bien puedes jugar en la  versión demo y aprender muy bien las reglas del juego.

Jugando al bacará en vivo o en el móvil

Bacará es uno de los juegos, que puedes jugar en vivo en un casino en línea. Casi todos los casinos ofrecen en su sección en vivo (live) por lo menos una versión de bacará, aunque algunos ofrecen una buena selección de tablas. Ya que la diferencia de jugar en un casino físico no es muy grandes, jugando en vivo puede ser un buen cambio. Casi te puedes imaginar estando en la mesa de juego sin privarte de la atmósfera que se da en los casinos físicos.

Jugar al bacará con el móvil tampoco es un problema. Siempre podrás encontrar una versión móvil del bacará en tu casino móvil favorito. Quizás sólo haya una o dos mesas disponibles pero eso seguramente será suficiente de todos modos.

Los mejores casinos en línea para jugar bacará

No necesariamente vas a encontrar  un casino online especializado en bacará. Por lo que no es tanto un tema de encontrar el mejor casino de bacará, sino los mejores casinos en línea que ofrezcan una buena oferta de mesas de bacará, incluyendo bacará móvil para smartphones.

Abajo hay una lista de este tipo de casino online. Encontrarás todos ellos como opciones seguras para jugar y también todos ofrecen juegos de bacará.

Para cualquier duda o sugerencia, por favor no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Suscribete nuestra lista de correo

200 Tiradas Gratis al registrarte sin necesidad de depositar.